LA «MAYORÍA SINDICAL» CON EL CULO AL AIRE

Asistimos perplejos a otro despropósito como son estos paros convocados por la “mayoría sindical” de Correos, esto es CCOO, CSI-F CGT, SL y ESK. Respecto a UGT la semana pasada convocaban pero en esta se dan por desaparecidos.

Pues bien, esa mayoría sindical que suma el 75% de la afiliación ha sido capaz de convocar hoy a unos pocos centenares de personas de una plantilla de más de 60.000 trabajadores. Eso sin contar que la mitad de la manifestación serían liberados sindicales.

Hay que destacar que el motivo de estos paros no es hacer frente a la empresa, sino hacer su juego frente a las próximas elecciones sindicales, donde nadie quiere perder el tren. Unas movilizaciones realizadas de esta forma sólo pueden levar al fracaso y al desgaste de los trabajadores más combativos con ganas de hacer frente al apagón postal.

Estos días previos a los paros, hemos podido ver cosas tan alucinantes, como que una liberada de CCOO se acerque a un distrito a hablar con los trabajadores UN DIA ANTES DE LA HUELGA Y NO LA MENCIONE..Otros compañeros nos dicen que les han avisado por teléfono o mandándoles una triste fotocopia para todo el distrito o ni eso. En algunos distritos no han sido informados de ningún paro.

¿Y estos son los que nos van a defender del apagón y la privatización?

Al más puro estilo “latiendaencasa”, lo más importante para ellos es vendernos sus productos y sus cursos de formación (que es una de las formas que tienen la empresa de agradecerles esta forma de funcionar)

Creemos que esto no sólo no es serio, sino que es un paso más a la desmovilización del sector postal. Que ellos son los primeros interesados en que esto fracase, si no, no hay otra explicación.

Un ejemplo (más) de cómo estos sindicatos con CCOO a la cabeza, son meras extensiones de la empresa, es la reciente sentencia del Tribunal supremo condenatoria contra Correos por haber aplicado lo firmado con CC.OO. y U.G.T.: una cláusula por la que la empresa no volvería a contratar a ninguna persona que hubiera denunciado a esta.

Desde 2001 Correos empezó a abusar de la contratación de interinos, a los que hacía rotar de forma irregular para evitar convertirlos en empleados fijos. Un grupo de 159 trabajadores animados por el sindicato Sipcte-Usoc denunció esta situación y la respuesta de la empresa fueron despidos improcedentes, indemnización y la imposibilidad de volver a trabajar en la empresa. Todo esto gracias, como decimos al acuerdo alcanzado con CCOO, UGT y CIS-F en febrero de 2004, via convenio colectivo.

Ante esto cabe preguntarse también, qué sorpresa nos tendrán preparada para este nuevo convenio, con un clima mucho más hostil por parte de la empresa.

Creemos que debemos dar un salto cualitativo en nuestro rechazo a estos burócratas sindicales y vividores. No basta con que les ignoremos. Lo peor que hemos podido hacer es dejar en sus manos nuestro futuro como trabajadores. Sin sindicatos u organizaciones de trabajadores de base, estaremos expuestos a lo que nos quieran hacer y viene un año que nos puede traer muchas desagradables sorpresas como el 2011, el de la liberalización del sector postal.

Hay que desmontar la patraña de que son nuestros representantes. Hay que organizarse de forma horizontal, sin liberados ni subvenciones, es decir, sin tener ninguna atadura con la empresa que nos condicione o directamente nos ponga de su lado. Es necesario que nos impliquemos cada uno y desechar la idea del sindicato donde uno se apunta y todo te lo hacen ellos puesto que esta visto que lo que hacen no es defenderte sino mirar por sus intereses. Todos sabemos que la mayoría de los que forman parte de las listas de afiliación de estos sindicatos lo hicieron por los cursos, los programas del examen, y todos esas demás competencias que la empresa les ha dado para que puedan absorbernos. Ya casi nadie cree en ellos, es hora de darles la patada.

¡Ni un voto para estos traidores!

¡Ni una afiliación para quienes no representan a nadie!