La educación es el pilar del futuro: NO a los juguetes sexistas ni militaristas.

Estamos en diciembre ya y en la televisión comienzan a «bombardearnos» con cantidad de anuncios de todo tipo de cara a la Navidad: anuncios de colonias con supuestas mujeres empoderadas de clase alta, con el anuncio anual de lotería navideña nacional (y mejor no hacer comentarios sobre el machismo recalcitrante del que hace gala el de esta temporada) o los anuncios de jueguetes sexistas en canales de televisión como Boing o Disney Chanel. Estos últimos serán los protagonistas de este comunicado feminista de Todos los meses cuentan de la Comarcal Sur. ¿Por qué? Desde luego, la educación es un pilar fundamental para avanzar hacia una sociedad donde la igualdad y la equidad sean la norma. Las desigualdades que se forjan a causa de los roles de género, el sexismo y el machismo, en definitiva, deben ser aplacados ya desde la educación para avanzar hacia una sociedad que borre las opresiones de las relaciones humanas. 

Desde pequeñas estamos expuestas a esa orientación o rol de género. La imitación y absorción a través de la sociedad es común y no algo innato o intrínseco de la naturaleza humana. De hecho, podemos ver en los anuncios que nombrábamos en las líneas superiores la cantidad de jueguetes y el marketing empleado a la hora de venderlos: las cocinas, muñecas y decoración, en las que se orienta a la mujer hacia las tareas del hogar, crianza y profesiones de corte estético, siempre con una voz en off femenina, colores pastel (rosa entre ellos) y niñas altamente feminizadas en sus vestimentas y comportamientos; mientras tanto, nos encontramos una gran variedad de anuncios dirigidos a lOs más pequeñOs, tales como vehículos (coches teledirigidos, miniaturas de motos y coches deportivos), muñecos de acción, juegos de magia, de construcción, robótica, militaristas…
Raramente se ven anuncios en los que la paridad domine la escena, y en los que se pueden otear esta mecánica suelen ser juegos de un corte intelectual mayor, como juegos de mesa o de experimentación científica.

 

Por eso, esta Navidad intercambia y regala juguetes y juegos que rompan con el sexismo, la rivalidad y el militarismo, fomentando así con otra tipología de juguetes la cooperación, la igualdad y la creatividad de las más peques de la casa para que, un día, esas personas sean el futuro de un mundo mejor.

Todos los meses cuentan

 

Grupo de trabajo feminista
CNT Federación Comarcal Sur-Villaverde