Concentración por los derechos laborales y sindicales en SPS

La sección sindical de CNT en Servicios Profesionales Sociales  S.A. ha decidido convocar una concentración en la puerta del Ayuntamiento de Madrid, en plaza Cibeles, para reivindicar la calidad de los proyectos que este Ayuntamiento firma con empresas privadas  de la intervención social como SPS, que no bastándoles con anunciar el cambio y luego actuar como los demás partidos hasta la fecha conocidos, se despreocupan de lo que hagan dichas empresas con los servicios que se supone tienen que prestar a la ciudad en su nombre.

Cuando las trabajadoras organizadas nos disponemos a denunciar ante ellas incumplimientos de pliego, fraudes en la contratación, vulneración de derechos fundamentales, etc. El ayuntamiento ni nos recibe ni nos contesta y junta municipal nos atiende pero se posicionan con la empresa contentándose con cualquier factura que les presenten sin comprobar que dichas facturas son las correspondientes a los pliegos en cuestión, podrían repetir las mismas en cada distrito donde están y no creemos que se enterasen. Tampoco le dan importancia a que han estado incumpliendo el pliego de exigencias hasta el momento en el que la junta les llama a una reunión y les pregunta si lo están cumpliendo, sin atender a lo hecho hasta el momento sino a lo que se haga a partir de dicha reunión, que por otra parte, tampoco creemos que se hubiese dado esa conversación hasta que la plantilla pidió reunirse con la junta municipal.

Exigimos que SPS y el resto de empresas de intervención social de Madrid cumplan sus pliegos y los proyectos que les hicieron firmar contratos con la administración pública, como también que respeten el convenio de Acción e intervención social y los derechos fundamentales de sus trabajadoras. Por último, consideramos necesario que la Administración Pública se asegure de que el dinero que les entrega a las empresas se destine realmente a los proyectos que supuestamente realizan y que, por supuesto, auditen las cuentas que les presentan, que éstas sean realmente las que las trabajadoras de su distrito han generado y que no se repitan en otros distritos o ayuntamientos las mismas facturas.

En el caso de alguno de los distritos estamos viendo cómo se están justificando gastos con facturas por valor de 4000€ cuando no se ha llegado a gastar más de 1000€ en la intervención ya que a la plantilla les ha sido imposible acceder al dinero que, hasta que llegó SPS, invertían en actividades y talleres con los grupos en intervención. Esta irregularidad la conoce la junta en cuestión pero consideran que han recibido justificación con unas facturas que las trabajadoras no saben de dónde han salido ya que la inmensa mayoría de estas no se han generado en el distrito, cosa que a la junta no le interesa, tienen sus facturas que es lo que les importa, por lo que entendemos que tanto para la junta como para la empresa lo de menos es la calidad de la intervención que reciban las ciudadanas, lo importante es que todo cuadre en el papel aunque nadie sepa de dónde han salido esas facturas.

Dicen que son organizaciones sociales pero son empresas dedicadas a su propio lucro como único objetivo, nosotras no concebimos que una organización con ese fin pueda prestar un servicio a la comunidad y menos el de la intervención social, del cual no se debería sacar rentabilidad alguna.

Consideramos responsable de esto a las empresas como SPS que se dedican a la intervención social por poco honestas con beneficiarias, trabajadoras y administración que las contrata, y además por considerar la intervención social como un negocio del que sacar la mayor rentabilidad posible.

También encontramos responsabilidad en la administración que externaliza servicios contratando a empresas privadas para ámbitos tan importantes como la intervención social que trata con personas en situaciones de riesgo y ni siquiera audita cómo desarrollan estos proyectos a pesar de que las trabajadoras pongan en su conocimiento irregularidades.  

Tampoco nos podemos dejar de sentir nosotras responsables de erradicar estas prácticas denunciándolas y reivindicando mejoras como trabajadoras organizadas. Por ello convocamos esta primera concentración, denunciamos a la empresa ante los tribunales y ante la opinión pública con comunicados como éste y seguiremos luchando ya que somos las que estamos día a día en la intervención social, nuestra lucha es por ella.

Por último consideramos que la ciudadanía debería unirse a esta lucha para lograr unos servicios sociales de calidad ya que el dinero con el que se lucran estas empresas es dinero público que sale de la contribución de todas, estos servicios deberían de ser gestionados directamente por vecinas, beneficiarias y trabajadoras, no podemos dar la espalda a nuestras responsabilidades y dejar que se encarguen otros y arruinen los servicios para lucrarse y perpetuar las situaciones de marginalidad para que el negocio siga creciendo. Esta lucha es de todas, la intervención social nos afecta, ha afectado y afectará a todas.

Por ello interpelamos a cada vecina y vecino y os convocamos el jueves 4 de abril  a las 18:00 a una concentración en la puerta del ayuntamiento de Madrid en la Plaza de Cibeles.

La intervencion social no se vende se defiende!

CNT SPS 

Federación Comarcal Sur